sábado, 9 de mayo de 2009

TE CONOZCO...

Hoy, para ambientar, pondré la letra, y si consigo manejar bien los programas, también pondré imagen de una canción de mi ‘cantautor’ favorito: Silvio Rodríguez, se titula como el post de hoy, y tiene mucha relación con el pasaje evangélico La canción sólo se la podría enviar a los amigos que la soliciten, por correo electrónico, pues, me es imposible adjuntar la música en el Blog, por derechos de autor, supongo De niño te conocí entre mis sueños queridos por eso cuando te vi reconocí mi destino. Cuando pensaba que ya no iba ser lo que soñara de pronto vino. Tanto que yo te busqué y tanto que no te hallaba que al cabo me acostumbré a andar con tanto de nada. Cuánto nos puede curar el amor cuánto renace de tu mirada. Te conozco te conozco desde siempre desde lejos te conozco te conozco como a un sueño bueno y viejo es por eso que te toco y te conozco. Te conozco. El lago parece mar el viento sirve de abrigo todo se vuelve a inventar si lo comparto contigo. La única prisa es la del corazón la única ofensa es tener testigos. Te conozco te conozco desde siempre desde lejos te conozco te conozco como a un sueño bueno y viejo es por eso que te toco y te conozco. Te conozco. Hoy, sábado pascual, las lecturas bíblicas son: Hechos 13, 44-52 Salmo 98 Juan 14, 7-14 El pasaje de los Hechos Relata una de las persecuciones que sufriera Pablo, en Antioquia, iba con Bernabé, y predicaron la Buena Nueva, primero a los judíos, y luego, en vista de la gran concurrencia, a los ‘paganos’. Esta apertura, esta ausencia de racismo, despertó la envidia de los judíos, que empezaron a “contradecir con insultos” y fueron hasta a formar una ‘cuadrilla de limpieza’, diríamos hoy, que se conformó con “mujeres distinguidas y hombres importantes de la ciudad” y lograron que se echara a Pablo de su territorio Pablo les había dicho a los judíos que “ustedes eran los primeros… pero rechazándolo, se condenan a no recibir la vida eterna…” Sin embargo, de los no judíos, se convirtieron muchos y la Palabra de Dios se difundía por la región El Salmo 98 Es un cántico de alegría, de trompetas, arpas, clamores, aplausos: “…Delante del Señor que ya viene a juzgar la tierra; juzgará con justicia al universo, y según el derecho a las naciones…” ‘La humanidad ha conocido el camino de su liberación y salvación: en la venida de Cristo, Dios hecho hombre y en su resurrección’ El pasaje evangélico según Juan Que comienza: “…Si me conocieran a mí, también conocerían al Padre…” Y termina: “…lo que ustedes pidan en mi nombre, lo haré yo para que den gloria al Padre a través de su Hijo. Y también, si me lo piden a mí en mi nombre, yo se lo daré…” En el medio y ante el requerimiento de Felipe: “…Señor, muéstranos al Padre y eso nos basta…”; (¡huy!, Jesús parece molesto), fíjense cómo le responde: “… hace tanto tiempo que estoy con ustedes ¿y todavía no me conoces Felipe?... ¿No crees que yo estoy en el Padre, y que el Padre está en mí?...” Yo diría, que este corto pasaje, se convierte en una nueva clase o versión de ‘filípica’… escueta, precisa, concisa, artera invectiva o reproche, no ya contra Filipo (de Macedonia), sino contra Felipe el apóstol, que habiendo sido partícipe de muchos milagros hechos por su maestro, Jesús, aún no lo CONOCE. Merecido está el reproche del maestro a su discípulo. Coincidentemente, en la fecha, se celebra a un gran CONOCEDOR de Dios: san Isaías, profeta, el que dijera: “… Yavé ha hablado, el que me formó desde el seno materno para que fuera su servidor…” (Isaías 49, 5) En el pasaje de los Hechos, hay una cita de Isaías por Pablo, y es posterior a la que yo les pongo: “…Te puse como luz de las naciones…” (Is 49, 6). El profeta que tuviera tanta experiencia de Dios, que llegó a la fe verdadera, gracias a esa experiencia de Dios que se dirige personalmente a cada uno de nosotros, y no nos deja huérfanos de Él, sino que hasta lo podemos palpar en Jesús su Hijo También en esta semana, el 3 de mayo, se conmemoró a los apóstoles santos Felipe y Santiago (el menor). Se lo pinta a Felipe como ingenuo, cándido, dadas sus intervenciones en los Evangelios, similares a las de hoy. La iglesia católica se anda olvidando mucho de sus Apóstoles, de los doce, de aquellos hombres que fueron elegidos por Jesús, y a cada uno le dio un conocimiento especial, íntimo, de sí mismo. Hoy lo vemos a Felipe, tan parecido a nosotros, católicos apostólicos, que decimos tener fe y creemos en Jesús y en el Padre y en el Espíritu Santo, pero… ¿alguien se atreve a solicitar “muéstranos al Padre y con eso nos basta”? O, lo que es peor: ¿alguien dice sincera y afectivamente: te conozco Jesús y a través tuyo conozco al Padre…? ¿Alguien dice tiernamente, como el verso, ‘de niño, de sueños…te conocí, por eso cuando te vi, reconocí mi destino…’? Tanto que yo te busqué y tanto que no te hallaba que al cabo me acostumbré a andar con tanto de nada. ¡Cuán acostumbrados estamos a andar con tanto de nada! Ese ‘tanto de nada’, ¿no serían ritos y sacramentos, misas y comuniones, formalismos tradicionales?, ¿no será que con ‘tanto de nada’, ni siquiera tenemos curiosidad e instinto (corazonada) de buscarlo? ¿Cómo habremos de encontrar lo que no buscamos? ¿Será que es inconveniente buscarlo?, pues quien lo encuentra a Jesús, difícilmente escape de su seducción y fascinación todo se vuelve a inventar si lo comparto contigo. La única prisa es la del corazón la única ofensa es tener testigos. No es una propuesta fácil, el conocer a Jesús, pues, no podríamos escapar de sus obras, de su verdad, de su regaño (como a Felipe, hoy) También, constatamos que ‘la única ofensa es tener testigos’… Ya los apóstoles supieron de ese inconveniente de conocer a Jesús: las persecuciones Es cierto que para lograr este conocimiento de Cristo, es necesaria una práctica de la otra faceta humana, que está hoy tan degradada: la espiritualidad. Y, no es que sugiera una espiritualidad contemplativa, distorsionada y desconectada de la realidad, sino una espiritualidad que nos dé lo que siempre deseamos, soñamos, buscamos: el CONOCIMIENTO DE DIOS. En el comentario del pasaje evangélico dice lo siguiente: ‘La vida espiritual abarca tres actitudes: - guardar las palabras de Jesús: meditarlas, ponerlas en práctica y dejar que echen raíces en nuestra alma. - Luego, instruidos por el Espíritu de lo que debemos pedir en nombre de Cristo, pedimos con toda confianza aquellas cosas que él mismo desea - Al final, hacemos las mismas cosas que hizo Cristo Lo importante no es hacer milagros o multiplicar obras buenas, sino llevar a cabo precisamente aquellas cosas que el Padre requiere de nosotros para salvar al mundo’ Este pequeño ‘manual’ de la vida espiritual es muy práctico y sencillo a simple vista, pero, nos lleva a lo único que realmente haría de la vida de cada uno algo importante, que trasciende todo: TE CONOZCO, CRISTO

11 comentarios:

  1. Jerusalén, año cero

    (Silvio Rodríguez)

    De mano en mano se pasa la verdad,
    y en cada mano olvidará algo de cierto
    y también se llevará de cada mano el parecer:
    si camináramos calendario atrás,
    todo estaría al revés.

    Algunos dicen que es falso
    y otros repiten que es cierto,
    que entró en Jerusalén siendo de día.
    Se dice que su túnica era blanca,
    que iba posada en sus ojos
    un ave del mediodía.

    Aquel fue tiempo de tumbas,
    aquel fue tiempo de flautas,
    de mercaderes, de Legión Romana.
    Se dice que la chusma lo seguía,
    que en su palabra sencilla
    se lavaba la mañana.

    El Rey de los judíos,
    el hijo de los hombres,
    el Cristo, el nazareno lo llamaban.

    Jerusalén, año cero y se cambió
    la suerte con lo que pasó;
    Jerusalén, año cero y Nazaret
    y el caserío de Belén;
    Jerusalén, año cero fue el lugar
    donde ocurrió, o donde no.

    Fue enemigo del imperio
    y amigo de la palabra:
    decía que todo era para todos.
    Se dice que enseñaba a los pastores
    a compartir las ovejas
    y a cuidarse de los lobos.

    Tanta enseñanza hizo ruido
    en el poder de los templos,
    y en la madera lo clavaron recio.
    Se dijo que por mago o hechicero,
    pero si la historia es cierta
    fue porque hiciera silencio.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo10/5/09 7:05

    Chispa ,sabes que lo mio ,procuro siempre que sea "lo que palpo ,lo que vivo lo que veo ....soy un poco "burra "
    Intento sin conseguirlo ser buena gente todos los dia ,ese es mi empeño y seguro que Jesús si yo no le encuentro a él ,si me tiene "fichada "
    Un abrazo Arco.Iris

    ResponderEliminar
  3. Es notable que ya en el Antiguo Testamento el Padre (Yahvé) habla del Mesías llamándolo "el Varón unido conmigo" (Zac. 13, 7). Cf. 16, 32.

    Una de las promesas más asombrosas que Jesús hace a la fe viva. Desde el cielo Él la cumplirá.

    ResponderEliminar
  4. Justi
    ¿sabes que la espiritualida también se puede 'palpar'?... y está muy relacionada con eso que tú admiras también, que es la inteligencia emotiva, y en la cual, algunas mujeres descollamos...
    Sólo con esa espiritualidad es que podemos realmente Amar, y los esfuerzos se ven recompensados en la misma medida: lo espiritual...
    Si amas en el Nombre de Cristo, jamás podrás arrepentirte de haber amado, porque serás Amada y tu amor será recompensado, no sólo con amores humanos, sino con Amor de Cristo y su intervención en cada suceso de la vida, porque tú se lo has pedido con Amor...
    SI LO INTENTAS EN EL NOMBRE DE CRISTO, 'LO CONSEGUIRÁS': eso de ser mejor persona o buena gente todos los días...
    Fíchalo tú, a Cristo, y sigue los sencillos pasos indicados al final...
    ¡Y ánimo...!

    ResponderEliminar
  5. José Carlos
    ¿Qué entiendes como el cielo?... pues dices: 'desde el cielo'
    Cristo está con nosotros hasta el fin de los tiempos y nos ha dejado su 'Defensor': El Espíritu Santo...
    Pero, en el pasaje analizado, Cristo promete su acción a los pedidos de los que lo CONOCEMOS y lo ACEPTAMOS...
    pero, para hacerlo debemos CONOCERLO en espíritu, y por eso es imprescindible desarrollar nuestra ESPIRITUALIDAD

    un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Para conocer a Jesús, es preciso saber preguntar. Y aceptar, sin embargo, que nadie es dueño de las respuestas, y que ninguna respuesta es última. Aceptar incluso que nadie es tan siquiera dueño de las preguntas, lo que hace nuestra palabra aún más perpleja. Que nadie pretenda tener la respuesta ni conocer la única fórmula pertinente de la pregunta. Que la modestia y la tolerancia crezcan al menos tanto como la perplejidad. Y que nadie desista de seguir preguntando, cada uno con su compasión y sus palabras: ¿cuáles son las heridas del mundo de hoy y cuál sería el remedio de Jesús?

    ResponderEliminar
  7. Chispa ,estoy segura que coincidimos en muchas cosas ,seguramente "lo llamamos de difernte manera "
    Un abrazo Arco.iris

    ResponderEliminar
  8. En el Salmo 98 Dios es también el Señor. Podríamos subrayar la conciencia de "privilegiados" que demuestra el autor con está forma de hablar. Privilegiados sin meritos propios, sólo por el amor de Dios y de su fidelidad. Privilegiados pero responsables directos de extnder ese privilegio y ese amor.

    ResponderEliminar
  9. Con gran sorpresa lei este comentario,en el blog del señor Enriquez:
    MARCRISPA dijo...

    Un Papa más que visita Israel...?

    Si tienen la foto de Pío XII en el memorial del Holocausto, y dicen que 'hizo poco para ayudar a los judíos en el holocausto'; pues, recuerden que el candidato a santo, antes que ocuparse de los judíos cremados, estaba más preocupado en el reconocimiento del Estado Vaticano y de sus leyes terrenales...
    ¿Encuentran alguna diferencia entre aquel Papa y éste...?
    En alguna parte leí, que Pío XII estaba tan preocupado en salvar Roma y el Vaticano de la guerra mundial, que tuvo que tranzar con los nazi y los faccistas, le importó muy poco el holocausto judío, o incluso los millones de muertos por la guerra, pareciera que estaba obsesionado con su 'ley' y su reconocimiento por los estados dominantes en aquella época... y sí salvó un puñado de judíos...

    ¿Salvará Benedicto XVI algún musulmán palestino?... o serán sólo terrenos e impuestos?

    besos
    11 de mayo de 2009 21:10

    Sorpresa porque mas de una vez me recomendaste leyera los sermones del Papa a ver si me convertia,que paso?.
    yo puedo estar de acuerdo o no con mucha gente pero la respeto y la respeto por su coherencia,supongo debe haber una explicacion a tal cambio,pero releyendo tus escritos la verdad quede algo confundida,te hago la pregunta aqui segun tus instrucciones aunque el comentario no fue aqui.
    EL SEÑOR TE GUIE Y NO LA SOBERBIA

    ResponderEliminar
  10. NO TODO LO QUE PARECE
    ES
    NI TODO LO QUE ES
    PARECE

    ResponderEliminar
  11. Hola Marcrispa
    Una de mis intenciones en mi viaje a Santiago, es para comprender mejor las Escrituras Sagradas.
    Lamentablemente he perdido el camino de la Fe
    Pero sé que del temor a Dios.
    Me gustaría volver a mi mismo.
    No soy un buen católico, pero yo estaba en ese bueno momento.
    Un buen fin de semana.
    Besos

    ResponderEliminar

puede opinar libremente, pero le agradecería evitar agravios de cualquier tipo, sobre todo, porque le perjudican a usted mismo en su calidad de persona...