sábado, 1 de agosto de 2009

EL REINO, EL REY, LA ‘REFORMA’

En esta semana se han ido tratando las parábolas del Reino, según Mateo, pero, para el día de hoy, ya culminadas ellas, se habla de Herodes, (Antipas), tetrarca de Galilea y Perea; autoridad concedídale por el imperio dominante de Roma, aunque no era propiamente un rey, sino 'virrey', al estilo bíblico, tenía funciones 'parecidas' Me gustaría que leyeran con atención el pasaje del Levítico, pues, se parece demasiado a los muchos intentos históricos, que se han hecho respecto a la reforma agraria, o la intención de la EQUIDAD SOCIAL... Las citas bíblicas son de SOBICAIN:

Levítico 25,

1 Yavé dijo a Moisés en el monte Sinaí:

8 Después de pasadas siete semanas de años, es decir, cuarenta y nueve años, 9 al llegar el día diez del séptimo mes, harás resonar el cuerno. Será entonces el día del Perdón, y harás resonar el cuerno en todo el país.

10 El año cincuenta será para ustedes un año santo, un año en que proclamarán una amnistía para todos los habitantes del país. Será para ustedes el jubileo. Los que habían tenido que empeñar su propiedad, la recobrarán. Los esclavos regresarán a su familia. 11 Este año cincuenta será para ustedes el jubileo. No sembrarán ni segarán los rebrotes, ni vendimiarán la viña sin cultivar, 12 pues es año jubilar. Será para ustedes un año santo en que comerán de lo que el campo produce por sí solo.

13 Este año jubilar, cada uno volverá a su propiedad. 14 Por eso, si venden o compran algo a su prójimo, no lo engañen: 15 Pagarás a tu prójimo de acuerdo al número de años transcurridos después del jubileo y, según el número de años de cosecha, él te fijará el precio de venta: 16 cuantos más años quedan, mayor será el precio; cuantos menos años queden, tanto menor será, porque lo que él vende es el número de cosechas. 17 Ninguno de ustedes dañe a su prójimo; antes bien, teme a tu Dios, pues yo soy Yavé tu Dios.

Salmo 67

2 ¡Que Dios tenga piedad y nos bendiga,

2 nos ponga bajo la luz de su rostro!

3 Para que conozcan en la tierra tu camino,

3 tu salvación en todas la naciones.

4 Que los pueblos te den gracias, oh Dios,

4 que todos los pueblos te den gracias.

5 Que los poblados se alegren y te canten.

5 Pues tú juzgas los pueblos con justicia,

5 tú riges a los pueblos de la tierra.

6 Que los pueblos te den gracias, oh Dios,

6 que todos los pueblos te den gracias.

7 Ha entregado la tierra su cosecha,

7 Dios, nuestro Dios, nos dio su bendición;

8 que nos bendiga Dios, y sea temido

8 hasta los confines de la tierra.

Mateo 14,

1 Por aquel tiempo, la fama de Jesús había llegado hasta el virrey Herodes. 2 Y dijo a sus servidores: ‘Éste es Juan Bautista; Juan ha resucitado de entre los muertos y por eso actúan en él poderes milagrosos.’

3 En efecto, Herodes había ordenado detener a Juan, lo había hecho encadenar y encerrar en la cárcel a causa de Herodías, esposa de su hermano Filipo.

4 Porque Juan le decía: ‘La Ley no te permite tenerla como esposa.’ 5 Herodes quería matarlo, pero tenía miedo de la gente, que consideraba a Juan como un profeta.

6 En eso llegó el cumpleaños de Herodes. La hija de Herodías salió a bailar en medio de los invitados, y le gustó tanto a Herodes 7 que le prometió bajo juramento darle todo lo que le pidiera. 8 La joven, a instigación de su madre, le respondió: ‘Dame aquí, en una bandeja, la cabeza de Juan Bautista.’

9 El rey se sintió muy molesto, porque se había comprometido bajo juramento en presencia de los invitados; aceptó entregársela, 10 y mandó decapitar a Juan en la cárcel. 11 Su cabeza fue traída en una bandeja y entregada a la muchacha, quien a su vez se la llevó a su madre. 12 Después vinieron los discípulos de Juan a recoger su cuerpo y lo enterraron. Y fueron a dar la noticia a Jesús.

El relato de la ejecución de Juan, es paradigmático... Este Herodes no es el mismo que martirizó a los niños, cuando supo del nacimiento de Jesús. Tampoco es el mismo Herodes que cortó la cabeza de Santiago, que viéramos la semana pasada. Este Herodes es el 'contemporáneo' de Jesús, el que conocía de las 'andanzas' de este personaje... quizá ya se había olvidado de la 'obra' de su padre: el martirio de los niños inocentes... De cualquier forma, Herodes Antipas, como buen abusador de poder, tenía conocimiento de las 'obras' de Jesús, de su 'fama'; y como tiene remordimientos, cree que es el espíritu de Juan el que actúa, para seguir fastidiando su 'mal obrar'... Para Herodes, todo eso de la Ley y el Jubileo, era cosa antigua, cosa imposible frente al Imperio Romano... Para nada, se le habrá ocurrido hacer respetar la ley del Jubileo, ya que ni siquiera la ley de los diez mandamientos cumplía, y por eso era increpado por Juan Bautista. Y se presenta este Jesús, que habla de un Reino, un Reino que se llama de los Cielos o de Dios, un Reino de equidad, de justicia, de amor, de libertades, de dignidad humana, de fortuna, de crecimiento o desarrollo sostenido. Un Reino por el que vale la pena dar 'todo' para poseerlo o desarrollarlo. Muchos dicen que Jesús no tomó actitudes políticas, y que incluso rechazó inicialmente el reinado (como lo conocían entonces: una autoridad terrenal), sino sólo aceptó la del Rey de los Judíos (I.N.R.I.), que hiciera poner Pilatos en lo alto de la Cruz... Pero a ojos de Herodes, Jesús sí tenía una 'propuesta política' bien definida, y que ponía en riesgo su actual poder. Y hasta se podría decir que se sentía culpable de este nuevo 'líder', al haber decapitado al anterior (Juan Bautista)... A lo largo de los 20 siglos posteriores, la Humanidad ha ido evolucionando en sistemas de gobiernos, algunos incluso eclesiásticos, que trataron infructuosamente (algunos) de poner en práctica el Reino de Dios de Jesús, o siquiera el reino de equidad, promovido ya por la Ley mosaica con el Jubileo. Hoy leo la entrevista a mi cantautor preferido, Silvio Rodriguez, que visita Paraguay por primera vez en toda su carrera, y también dice, que la Revolución en Cuba, necesita ser profundizada, necesita cambios, necesita líderes jóvenes... Pueden leerlo en el enlace:

http://www.abc.com.py/abc/nota/8626-Silvio-Rodr%C3%ADguez-considera-que-Cuba-necesita-l%C3%ADderes-con-sangre-joven/

Si hemos de empezar a construir el Reino aquí en la tierra, habríamos de tener que hacer lo que sugiere Silvio Rodriguez, no es algo extático, sino que es algo que crece, como la semilla de mostaza o la levadura del pan (de las parábolas) El Reino, o el gobierno que pretenda la revolución o re-evolución para la equidad, y la justicia social, habrá de ir adaptándose a los tiempos y no 'sentarse en sillas' (una Canción de Silvio: Historia de las sillas)... Y, ¡no faltarán 'los jerarcas' que quieran cortar cabezas de los nuevos líderes innovadores!... ¡a no dudarlo! Ojala, que hoy, cuando vaya al recital de Silvio, logre, como buena fans, que me firme el libro compendio de los versos de sus canciones, que me enviara mi hija que está becada en Cuba... Crucen los dedos por mí... ¡Buen fin de semana! y Amen

4 comentarios:

  1. Ya he regresado del recital de Silvio Rodriguez, por primera vez en Asunción Paraguay.
    Fue invitado por el presidente Lugo, que transita difíciles caminos de inestabilidad, pero es, sobre todo un triunfador sobre el partido que gobernó al país por más de 60 años, la mayor parte bajo la dictadura de Stroessner... ¡ojala y no olvide que lo logró por una ALIANZA!

    Silvio dijo: 'Mejor tarde que nunca'...(respecto a traernos su música a los paraguayos, después de tanto tiempo 'de ambiente político no compatible con la revolución')
    E intuí, que la verdad era: 'Ahora o nunca'...

    Pareció que no solo el clima le contrereó (llovió casi todo el tiempo y estábamos a campo abierto), sino hasta la organización, pues se hicieron distinciones no muy justas: estaban 'nosotros los de aquí' y 'los de allá', y entre unos y otros mediaba no solo una valla, sino una triple fila de militares (con armas de guerra) y policías!! (por supuesto que yo era de 'los de allá'), y por tanto no pude cumplir mi deseo de regalarle a Silvio la única rosa de mi jardín en este atipicamente frío invierno que tenemos, ni lograr que me firmara el libro...

    Pero coreé todas sus canciones, que me las sé de memoria... ¡Gocé con Silvio y sus canciones!.
    Quedé gratamente sorprendida de la cantidad de jóvenes que gustan y coreaban sus canciones, aunque no se dijo formalmente, creo que había alrededor de 10.000 personas o más...

    Una linda fiesta, largamente esperada y soñada. No cantó ninguna de mis canciones preferidas, pero eso es privilegio del artista...

    Los jóvenes, poco preparados, sólo atinaban a saludarlo con: 'Olé, olé, olé, Silvio, Silvio'; estribillo que me pareció absolutamente impropio para saludar a tan creativo trovador...

    Se debe destacar el inicio, a cargo de Ricardo Flecha (que ha traducido al guarani varias canciones de Silvio) y el final, a cargo de Alberto Rodas.
    Flecha le recordó al presidente que debe cumplir sus obligaciones y que debe darle más apoyo a la cultura. También exigió que la Corte S de Justicia haga justicia con las víctimas del Ycua Bolaños (el súper incendiado)

    En fin, y pese a la lluvia y el frío, fue una noche cálida, donde muchos le brindamos nuestro homenaje a Silvio, el trovador ausente en persona, pero presente en sus canciones...

    Ojala y pueda volver otra vez...

    ResponderEliminar
  2. Anónimo2/8/09 7:00

    Chispa me alegro que hayas disfrutado del concierto ,todo lo que nos ayude a ser felices ,aunque sea en pequeñas dosis ,seguro que nos hace también más humanos
    Un abrazo
    Arcoiris

    ResponderEliminar
  3. Anónimo7/8/09 4:18

    Hola marcrispa, te dejo el nuevo blog español desde donde publicaremos los escritos de Juan Masiá (los antiguos y los nuevos) con su permiso y con su apoyo.

    http://lacomunidad.elpais.com/apoyoajmc/posts

    ResponderEliminar
  4. Si queremos construir el Reino, o reformar nuestros gobiernos de las Naciones, debemos, también, desarrollar lo que se llama 'diplomacia', pero entendido como la función de relacionamiento de los pueblos o las Naciones.

    Por ese motivo, y asumiendo un rol no formal, sino sólo de pasión por el Reino y su Unidad he comentado lo siguiete en el blog de Silvio Rodriguez (enlace:

    http://www.silviorodriguez.org/comentarios.cfm)


    Marcrispa Asunción, Paraguay 07/08/2009
    Silvio, estuviste en mi querida Asunción, yo me entero de última, siendo una fan de larga data y teniendo un 'sueño' de encontrarme contigo...
    No pude acercarme a tí para que me firmaras el libro de tu Cancionero y te entregara la única rosa amarilla que dio mi jardín (en el frío y lluvioso mes de la amistad en Paraguay)... se la entregué a Oliver V. que gentilmente me firmó el libro...
    Silvio, tú dijiste: 'mejor tarde que nunca', y una 'nube misteriosa' me hizo intuir: '¡ahora o nunca...!' (las sutilezas que inspiras...)
    Tu actuación y la de tu grupo ha sido magnífica, absolutamente perfecta.
    Yo fui pensando encontrarme con viejos amigos, de los de 'Paladar', pero no... la mayoría eran jóvenes, poco más que adolescentes y todos coreaban tus canciones allá atrás, donde estaba yo. Hubo un joven que gritó: 'La de 'pendejas' (muchachas) que me levanté con tus canciones... ¡gracias, Silvio!'. Otro joven, cuando dijiste que fue gracias al presidente que estuviste en el recital, retrucó: 'hasta ahora, lo único bueno que le ha salido'...
    Al principio lamenté no haber contactado con mis 'amigos', para estar entre los invitados 'especiales', pero, luego de llegar a casa, y que todos ahí se sorprendieran que no estuviera mojada ni siquiera los zapatos o las bocamangas del jeans, pues me consolé diciéndome: 'para escuchar al trovador-profeta de América, hay que estar con los de atrás, los del pueblo, los que sólo nos alimentamos de tus 'panes y pescados' multiplicados como alimento del alma, de los sueños, de los planes de un mundo mejor.
    Nuestra Asunción, que para esta época suele estar vestida de flores ya, estuvo oscura, fría, lluviosa, sólo para que se notara más el florecimiento de los sentimientos de los seres humanos que te saludamos con calor, color, con pasión...
    ¡Gracias Silvio!

    ResponderEliminar

puede opinar libremente, pero le agradecería evitar agravios de cualquier tipo, sobre todo, porque le perjudican a usted mismo en su calidad de persona...